24 nov. 2009

Subsecuente


Este es mi arrebato, mi coartada... es mi sangre entumecida contra las cuerdas la que observo, hoy siento morir como reacción en cadena, avientame a lo divino.

Ya he recorrido lo entredicho por mi andar, hoy siento desvanecerme entre las raices de otoño... en solitario y en jaque.

Desde la alquimia hasta lo fotosensible, soy indeleble en esta habitación perfumada y censurada, en compañía de mi luz y con otra batalla perdida y anotada en la contabilidad de mi éxodo es que me retiro de esta profesión que se aprende por oficio... cuando se juega con la humedad no existe educación formal.

Espero el fin tergiversado del principio incauto, las ovaciones a mi carácter pesan mas cuando el destino le da la espalda a la muchedumbre... no quiero oir mas, no quiero saber mas.

Me destapo ante el brillo senil, no puedo mas, no lo logro mas... la elipsis cardíaca ha colmado su suspicacia... me declaro dócilmente vencido... de nuevo solo, de nuevo en la derrota, de nuevo en el recuerdo... pero ruego por su tranquilidad pues no estoy en la penumbra, no estoy en la mejilla húmeda... simplemente me harte y ya no pienso, no siento... simplemente ya no me importa nada y desde hoy haré huelga de celos indefinida... hoy me libero de la libertad pensada. 

A veces intento infiltrarme en la brisa... que dura es la ósmosis en sepia...

20 oct. 2009

Keops

Me resulta entrañable desteñir los renacimientos, pero el día de hoy, mi austeridad ha caído estrepitosamente; la imagen de mi entorno cantándole a los faros no me resulta sorprendente, lo que me asombra es la verídica exactitud con la que ahora mi sombra resalta en la penumbra.

Me sorprendo susurrándole a la química como olvido el café con ahínco, y once pasos después de la media noche se cuela ingrávida tu cicatriz en mi paladar a pesar de mi suspicacia por ventilar lo esotérico... deje de creer que no creo.

Yo que había decidido ser quimera y manjar de la perversión austera me denoto ahora contemplando el eclipse en tu nariz, aplaudo la escasez de gentilezas hipnóticas y dibujo la simbiosis de tus caderas y mis manos. A grandes trazos desnuco la humedad en mis dedos pues ahora quiero tomar prestada la piel de tu espalda para que exhale en mis uñas.

Poco a poco se dispersa la linea entre la metáfora y la metamorfosis, lentamente fusilo tus ojos con el paraje cóncavo de lo urbano como trasfondo y aun no logro fundir a Monet con Wilde en el escupitajo de mis pupilas. Es hermosa esta frustración de no despreciar la danza de tu lengua sobre mi voz y me entrego a la evidencia dactilar de tu magnetismo en mis manos.

No es casualidad la inversión de sueños en estas confesiones apretujadas pues me resulta fácil hablar de la parábola anímica de la vida, siempre y cuando sea tu imagen el musgo que guía a las hojas hacia el oeste del bosque.

Al final de este verso sacudo las migajas de aire solapadas en mi discreta esencia y me entrego a tus obsesiones y complejos... no es rendición sino elección y debo admitir que los colores en este corazón son un matiz de la fulminante bofetada del hermoso destino.

Saboreo las jaleas musicales, las aves de pasto, la perfecta química de lo indeleble y la sinopsis salival de dos mundos enteros en la brevedad de tus mejillas... porque esto es mas que el perfil de mi sinceridad, esto es simplemente tuyo... si querida mía, es a mi a quien describo... es a ti a quien escribo.

10 oct. 2009

Miocardio

Pactamos la hora y el deseo, el peón blanco avanza un paso doble y yo cargo este daltonismo emocional... y aun es verdad y lo admito, que todavía dejo que dejes tu huella semidesnuda filtrándose por ahí; el alfil negro derriba al descuidado equino y yo me sueño una galaxia en celo febril. Aun olfateo la crema que vertía en tu vientre y asumo con delicada obsesión que es tu dermis la que vive en el recipiente.

La torre se desploma sin aviso a merced del potro, me declaro dócil al recuerdo para evadir este solfeo atropellado... la reina se desangra sobre su traje de mármol y evito el jaque con un enroque corto para contrastar las noches largas. El amanecer induce al sol a espiarme y solo me resta despilfarrar la manía analítica en lo que hoy acontece; mi encierro se delinea en lo pragmático aunque le guiñe un ojo a tu subjetividad... cae el ultimo alfil.

Resquebrajo los cien ayeres de mi ultima historia vespertina para no encontrarme nunca mas entre los iracundos; el peón negro avanza en solitario por el flanco izquierdo. Hoy mis labios fueron estremecidos nuevamente por el estrógeno inocuo de lo permitido, y aun así, yo todavía me reservo en un barril de cedro para añejarme mas.

Galanteo y señorío he dejado marcado en estos versos míos; sórdido es el ahogo de un grito olvidado en tu cuello... jaque. Displicencia he mantenido en el juego de las damas y me resulta ilógico coronar y besar; dedico mis artes al monologo insípido de aprender y retomo la cuadricula asesina para evitar la primera fila de lo anexo. Hoy asumo la victoria, he ganado!

Mate!!

8 oct. 2009

Insubstancial


De mentalidades es mi existir, y así comienzo mi breve recorrido por las venas inocuas de mi absurdo interno.

1-Me prefiero en traje difuminado para no perder la esencia del todo pues desmembrarme en lo sutil no deja lineas que leer, pero si asombro... eso dicen, y eso me gusta creer.

2-Mi hastío pretende salvar lo infame, desvirtuar lo obsceno y reaccionar a lo conocido pues no controlo mi veneno.

3-El cianuro nunca me resulta efectivo y acabo olvidando todo al compas de ritmos eternos.

4-El aire lo destrozo con mi agudeza verbal, única cualidad que estoy dispuesto a mostrar de gratis.

5-Una leve angustia me acompaña en mi reconfortante soledad, pues lo abrasivo sorprende como un espasmo en lo común.

6-Odio ser el que divide lo mágico de lo digerible. Odio ser yo el que cree en lo propio y no que los ajenos reconozcan mi existencialismo sobrio.

7-He decidido vivir solo, puerta abierta a quien desee entrar siempre y cuando jueguen al trueque... lo anterior es mas por aprendizaje que por elección.

28 sept. 2009

Isosceles

Cuando las hojas surfean los peñascos vestidos en matices verdes y la brisa se revela como un pulpo de escalofríos, es hora de regresar al olvido. Es el espacio indeleble, en el cual, mi mente se obliga lentamente a teñir las memorias en sepia y a disipar el humo de tantos cigarrillos seniles; me he propuesto y me propongo a disfrutar el ultimo madero de la fogata... junto a tu aroma... en silencio... inmóvil.

Es intrínseca el alma destilada y la anemia de presentes, así pues, me someteré a la cinética que tanto necesito y me daré a la obligación de trascender desde lo anímico hasta lo existencial. Hoy debo vencer el miedo a desprenderme.

Después de incontables horas de exilio he logrado marcar mi equinoccio, y este recuerdo es un merlot a contraluz que hoy me termino de beber... este día corto la niebla... en este instante dejare de trazar tu rocío sobre mi maltrecho iris.

Lo que resta por exhumar, es metamorfosis pura.

7 sept. 2009

Ahora que, digiero la cancion.

"Ahora que una pensión es un palacio,
donde nunca falta espacio
para más de un corazón…"

Tengo un hogar que no es mas que un sinónimo de casa, a pesar de la carga metafísica del bienestar emocional en el lugar de residencia.
----------------------------------------------

"Ahora que no me acuerdo del pijama,
ni recorto el crucigrama,
ni me mato si te vas."

Nunca he muerto en un sueño, solo agonizo hasta el numero dos del ciclo natural, que seria caer en coma... Y cada vez que entro a ese estado suspensivo, vuelvo a tener sueños en donde nunca muero y solamente caigo en coma.
---------------------------------------------- 

"Ahora que tengo un alma
que no tenía.
Ahora que suenan palmas
por alegrías.
Ahora que nada es sagrado
ni, sobre mojado,
llueve todavía."

Porque la cima del fondo también es un peldaño para recorrer, un orgullo ingrato que el nivel del suelo nos deja con sabor a victoria.
---------------------------------------------- 

"Ahora que, sin saber, hemos sabido
querernos, como es debido,
sin querernos todavía…"

Cuando acaricio la gloria, la vida me sabotea con su marea baja... y cuando me acurruco por fin, en mi soledad, me da un pase gratis al plural antes del tres.
---------------------------------------------- 

"Ahora que, casi siempre, tengo ganas
de trepar a tu ventana
y quitarme el antifaz."

 No se para que me desnudo, amor mio, si siempre me has dicho que mi piel semeja tu disfraz.
---------------------------------------------- 

"Ahora que estoy más vivo
de lo que estoy.
Ahora que nada es urgente,
que todo es presente,
que hay pan para hoy.
Ahora que no te pido
lo que me das.
Ahora que no me mido
con los demás."

Aunque por mi mente caminen rayos y lunas, siempre me inventare nuevamente, no me importa el veneno del suicida cobarde; cada paso es una historia ficticia tristemente inspirada en el respiro tangible de mi vida, y aun así, tengo inmensos deseos de continuar mi andar aunque sea por el deseo morboso de conocer las pierdas del camino.
---------------------------------------------- 

*El texto en italica y en verde son extractos de la canción "Ahora Que..." de Joaquin Sabina.

4 sept. 2009

...

Es ahora que exploto en inexplicable virtud, es en este insípido instante que desnuco lentamente los sabores del ejercicio obligado y respiro la nostalgia partida en matices fragmentados, es en este preciso lucero pasajero que reivindico el aroma dactilar de glorias ajenas y penas mas que propias, quizás solo en estos presentes con dejo de ayeres, puedo exhalar una sublime bipolaridad de éxtasis y penumbra. No se si por siempre será eterna esta orgía ciega de ritmos sangrientos a destiempo y en contrapunto, no se si por un solo instante seré de nuevo un péndulo sincrónico y crédulo… no se que tanto pueda exponer áridos parajes de mi mente en este miedo infértil... solo digiero la exagerada ambigüedad atravesada en mi vertebra raquítica de utópico balance.

3 sept. 2009

Sin ton, ni son.

Es que en cuestiones de lo intangible y la desazón, no hay empirismo que valga. La amalgama de emociones que deslumbran todo lo mundano es algo que ni el raciocinio mas afinado puede desenredar, pero para cumplir con el protocolo de lo irónico podemos ponernos los lentes del sentido común. Ojo, que no se nombre como verdad intachable... es solo una perspectiva, un solo punto reflectivo del cristal.

Hay miles de duendes emocionales jugando con el balance y  esos sentimientos de perdición son frivolidades humanas muy presentes que lo hacen a uno pensar que el equilibrio es solamente otro ideal utópico para caminar con un propósito, es la religión del alma solo que con infiernos polifacéticos.

Es risible la simpleza con que se analiza  lo ajeno, basta con atrincherarse en las normas de lo correcto para dar un veredicto acerca del proceder; pero cuando la guerra se pelea en primera fila y cuando uno se desangra portando un traje V.I.P, es ahí cuando la sencillez parece un escupitajo al ego... como esa moneda apurada para deshacerse del vagabundo.


Tan normal es abrir una vacante de capitán como la baja deshonrosa del pelotón por desacato, porque al final se pelea en solitario, con bandera blanca en la espalda y tambores mudos. Al final nos remitimos a nuestra rosa de los vientos carente de norte y nos lanzamos ciegamente a luchar con la táctica de un infante; porque no importa el tren de experiencia que carguemos, siempre sera un nuevo paraje desolado con rivales inoportunos y el común denominador siempre sera la incertidumbre... la experiencia solo dicta el nivel de indiferencia.


Al final nunca se muere en la batalla, y la victoria es haber sobrevivido.
Si uno logra sortear los traumas posteriores se puede considerar uno mismo como leyenda.
Engrosaremos la colección de cicatrices que expondremos con orgullo con la careta de sabiduría.
Consumiremos los alucinógenos de madurez.

Cuando el amor traiciona por partida doble y en sincronía, nos damos cuenta que nunca hay combates para ganar sino para sostener el espíritu mientras se espera el lento exilio del olvido.

Indudablemente, después del amor, somos una quimera en evolución.