4 sept. 2009

...

Es ahora que exploto en inexplicable virtud, es en este insípido instante que desnuco lentamente los sabores del ejercicio obligado y respiro la nostalgia partida en matices fragmentados, es en este preciso lucero pasajero que reivindico el aroma dactilar de glorias ajenas y penas mas que propias, quizás solo en estos presentes con dejo de ayeres, puedo exhalar una sublime bipolaridad de éxtasis y penumbra. No se si por siempre será eterna esta orgia ciega de ritmos sangrientos a destiempo y en contrapunto, no se si por un solo instante seré de nuevo un péndulo sincrónico y crédulo… no se que tanto pueda exponer áridos parajes de mi mente en este miedo infértil... solo digiero la exagerada ambigüedad atravesada en mi vertebra raquítica de utópico balance.

6 reflexiones de los que me leen:

delfin en libertad dijo...

Precios tu texto lleno de ambiguedades, crudo, libre, sacando todas las palabras para que no ahoguen, el balance llegará...alguna vez. Un abrazo.

Indigo dijo...

Gracias, se aprecia el piropo al texto XD

Y ahí va llegando el balance poco a poco... ya casi, ya casi!

B.i.t.c.h dijo...

mmmm, bipolaridad de éxtasis y penumbra... Sentimiento familiar, casi cotidiano...

Salu2!

Indigo dijo...

B.i.t.c.h, es algo recurrente, un micro ciclo diario!

Un abrazo

Kri§ dijo...

Es casi lo mismo que tomar muchas birras, almorzar a deshoras, luego comerse unos nachos en algún bar, luego un shot de tequila, después unas picaritas, más birras y vomitar... Solo que en palabras bonitas. Es dejar salir todo lo que por algún lugar entró.

Saludos, compañero.

Indigo dijo...

Kris, jaja jamas hubiera podido verlo de esa manera, pero al parecer la indigestión tiene un efecto poético en mi. Diarrea lingüística perhaps.

Publicar un comentario

Buenas, comenten libremente, gracias.